La separación de los humanos y la naturaleza como origen de las crisis ecológicas