Consumo de bebidas azucaradas contribuye al aumento de peso en niñ@s y adultos